ANIDIGRAF Avanza

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Consejos para la aplicación de barnices UV

Publicado por en en Impresión
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2269
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

b2ap3_thumbnail_blog_2017-03-09.pngTodo proceso de impresión es un arte. En sus distintas ramas, el arte emplea una combinación de recursos para transmitir ideas, generar emociones, sensaciones y percepciones. En ese sentido, las artes gráficas no son la excepción.

La búsqueda por conseguir la belleza de la pieza impresa pasa por la elección adecuada de materias primas y técnicas: tintas, sustratos y acabados, entre otros, se combinan de múltiples maneras para lograr estos nobles propósitos.

Una de las técnicas empleadas con mayor frecuencia para conferirle más “vida” a los impresos es la aplicación de barniz UV. Sin embargo, como en todo arte, la aplicación de barnices no siempre es sencilla y no está exenta de problemas que pueden impedir alcanzar el efecto deseado. Muchas de las dificultades pueden presentarse por una elección inadecuada de papel, de las tintas o del tipo de barniz elegido. No obstante, si se eligen bien los materiales y se establecen prácticas que permitan controlar las condiciones de impresión y secado, las condiciones propias de la aplicación del barniz, así como los procedimientos a seguir cada vez que se empleará esta técnica, es posible reducir en gran medida el número de incidencias.

ELECCIÓN DEL SUSTRATO
No todos los papeles o sustratos son idóneos para la aplicación de barniz. La uniformidad de la superficie del sustrato juega un papel fundamental, pues si no es homogénea, esto afectará a la impresión también, no sólo a la aplicación de cualquier recubrimiento.

También es necesario considerar el nivel de absorción del sustrato. Los distintos papeles tienen recubrimientos que a su vez tienen distintas características de absorción. Hay papeles demasiado porosos que pueden absorber mucho el barniz y provocar que el acabado no luzca o no se vea adecuadamente.

Los recubrimientos del papel que ofrecen poca absorción de tinta podrían ocasionar problemas en la aplicación de barniz tras la impresión, ya que su superficie puede contener un exceso de destilados de tinta de impresión que rechazan el barniz o impiden su absorción o fijación. Otros sustratos son capaces de absorber estos destilados pero no retenerlos, así que “lo sudan” de vuelta a la superficie después de un tiempo y afecta también la absorción del barniz.

Para evitar problemas como los anteriores al trabajar con un nuevo sustrato, es conveniente consultar con el fabricante de las tintas y además realizar pruebas para determinar qué tanto se absorben los aceites en la superficie, para así prever posibles problemas. Se trata de una mezcla de teoría y práctica, es decir, de combinar las especificaciones del fabricante con la correspondiente prueba en nuestros equipos, algo que siempre es recomendable hacer con pequeñas muestras antes de arriesgar el tiraje.

ELECCIÓN DE LAS TINTAS Y DEL BARNIZ
No todas las tintas reaccionan igual al barniz UV, por lo que es necesario verificar que la tinta sea resistente a él. De lo contrario, hay ciertos pigmentos que pueden reaccionar con el barniz y ocasionar oscurecimientos o cambios en las sombras, lo cual es muy evidente en tonos claros y colores pastel, por lo que vale la pena una elección cuidadosa de tintas —y consultar con el fabricante acerca de su resistencia al barniz— cuando se desee aplicar UV sobre estos colores. Puede ser que estos cambios no sean evidentes de inmediato, sino que se produzcan una vez que se tiene el producto terminado, o bien tras un periodo de almacenamiento por parte del cliente. El calor es uno de los factores que puede motivar o acelerar la aparición de estos cambios.

Los expertos recomiendan que las tintas no contengan altas cantidades de cera, teflones y ciertos aceites minerales. Algunas ceras pueden tener un impacto negativo en la capacidad de la superficie para adherir el barniz y disminuir su capacidad para fijarlo, dejando capas disparejas o la percepción del barniz “húmedo” sobre la tinta impresa. Las ceras son una parte muy importante en las tintas que les confieren la capacidad de resistir el roce entre superficies y facilitan la manipulación del producto impreso para procesos de terminado (corte, doblez, etc.). Por ello, es importante asegurarse de que las tintas a utilizar estén formuladas para recibir capas subsecuentes de barniz UV. La mayoría de las tintas pensadas para trabajos rápidos y salida rápida a post prensa son aptas para el barniz, pero se requieren cuidados especiales, sobretodo si se quiere usar un proceso de secado rápido por infrarrojo, ya que este puede afectar el proceso de barnizado.

Cuando existan trabajos que requieran de un barnizado especial, lo recomendable es emplear tintas formuladas especialmente para disminuir los riesgos en la aplicación del barniz, las cuales suelen ser de mayor intensidad y permiten que el peso de la película se pueda mantener al mínimo. Lo malo es que estas tintas son más caras y el producto terminado no es tan resistente a la fricción, así que vale la pena elegir bien de acuerdo al uso final del producto, lo cual implica una comunicación más amplia con el cliente.

RECOMENDACIONES ADICIONALES A NIVEL DE PROCESOS
Los expertos recomiendan cuidar la composición de la solución de la fuente de tal manera que esta no contenga glicoles, éteres de glicol (que en ocasiones se utilizan como sustitutos de alcohol) ni siliconas, ya que estos materiales fomentan la presencia y retención de agua y afectan la adhesión de tintas o acabados subsecuentes. Tampoco es deseable que la solución de la fuente tenga un pH inferior a 4.5, pues esto provocará que las tintas sequen muy lentamente debido a que los agentes secantes de las tintas se desactivan bajo estas condiciones.

Las tintas metálicas generan una adhesión reducida de acabados (incluso si son libres de cera), y a menudo presentarán problemas al unirse con películas por hot stamping y laminadas.

Siempre permite que la tinta seque completamente antes de intentar cualquier acabado. Se recomienda un mínimo de 24 horas, sin embargo, es importante no dejar tanto tiempo los pliegos impresos antes de aplicar recubrimiento, lo cual puede provocar que las tintas se cristalicen y ello a su vez generar un problema de reticulado de la capa de barniz.

Estas son tan solo algunas sugerencias para facilitar el proceso de aplicación de barniz UV, que sin duda puedes ayudarnos a enriquecer con tus propios hallazgos y comentarios. En una nota posterior abordaremos los problemas más comunes de la aplicación de barniz sobre lonas, así como sus posibles soluciones.

FUENTES:
- “Guidelines for UV Coating Applications”, by Kenneth Corman, Westlam. Foil & Specialty Effects Association, http://archive.fsea.com/article.asp?ID=99#.WLoOTxLyuL8
- “Ultra-Violet Coatings – Tips & Tricks”, en Canadian Printing Ink Manufacturers Association (CPIMA), Technical Bulletins, http://www.cpima.org/TechnicalBulletins/Ultra-Violet_Coatings_Tricks_and_Tips.pdf
- UV Varnishing on Dry Conventional Inks, by Coates Lorilleux, en http://www.monochrom.gr/UserFiles/UV%20varnishing%20over%20dry%20conventional%20inks%20-%20Best%20Practice.pdf

Última modificación en
Calificar el artículo:

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Miércoles, 17 Octubre 2018